sábado, 12 de agosto de 2017

Colaboración con La Diversiva: Juegos de Mesa y Vacaciones

   Hemos realizado una colaboración con La Diversiva, la principal web de ocio familiar de Málaga y provincia. 

Juegos de Mesa y Vacaciones

   Las vacaciones veraniegas son el periodo de tiempo más largo en el que nuestros hijos pasan alejados de las aulas escolares. Más de dos meses y medio en los que podemos pasar más tiempo con ellos saliendo de la rutina de las clases y las actividades extraescolares. Y una de las maneras para poder conseguirlo es a través de los juegos de mesa.
   Vivimos en un mundo tecnológico y nuestros hijos no son ajenos a ello. Videoconsolas y tabletas ocupan gran parte de su ocio, tanto o más que los juguetes tradicionales. Un uso adecuado, moderado y a partir de una determinada edad del ocio tecnológico es recomendable para ellos porque no debemos abstraerlos de la realidad en la que viven. Pero no tiene que ser el único que manejen, ya que dicho entretenimiento en la mayoría de los casos es individual. Están solos delante de la pantalla, lo que hace que el abuso los desconecte de lo que les rodea y se sumerjan en una realidad virtual.


   Por eso, una opción de ocio más que recomendable, que fomenta el ocio colectivo y que hace que nos reunamos en torno a una mesa, (o encima de una esterilla en la playa, o sobre una toalla en la piscina), y pasemos un tiempo en familia es el Juego de Mesa moderno, (juego de mesa de autor).



   A través de los juegos de mesa podemos interactuar con nuestros hijos, hablamos, reímos... Y además:
-          Aprendemos unas reglas que tenemos que aplicar y respetar porque si no el juego no funciona, y es una manera interesante para hacerles ver a ellos que vivimos en una sociedad con derechos y deberes, y que se rige por unas normas de convivencia.
-          Respetamos un turno de juego.
-          Aprendemos a saber perder, y sobre todo, a saber ganar, respetando siempre al resto de los jugadores que no han conseguido la victoria.
   Y por si fuera poco, que ni mucho menos lo es, el uso del Juego de Mesa hace que despierten en nuestros hijos una serie de habilidades cognitivas: agudeza visual, agilidad mental, memoria, razonamiento lógico, cálculo mental… Y lo hacen sin que ellos lo noten. Simplemente se divierten y a la vez aprenden. Nuestra experiencia en los talleres que hemos realizado en colegios así como la que vivimos día a día en casa nos lo demuestra.
      Otro aspecto importante es que no hay edad para jugarlos. El auge de los juegos de mesa modernos ha traído consigo que cada vez existan más juegos de temática infantil pero destinados a toda la familia. Además, si somos un poco hábiles, podemos adaptar reglas de juegos que a priori sean más complicados para nuestros peques para que así podamos disfrutarlos con ellos.
   A continuación os hacemos algunas recomendaciones para poder disfrutar de esta época estival, (o cualquier momento del año), con nuestros hijos.

Mi Primer Frutal. Un juego de Anneliese Farkaschovsky editado por HABA. De 1 a 4 jugadores y a partir de 2 años de edad, (incluso desde más pequeños lo pueden jugar con nuestra ayuda).



     Es un juego cooperativo, (todos juegan para conseguir un fin común), en el que tenemos que recoger diversas frutas de los árboles y llevarlas a nuestra cesta antes de que la urraca se las coma. Con este juego los peques trabajan habilidades como la psicomotricidad fina, aprenden a distinguir formas y colores, y dan los primeros pasos para jugar en equipo. Nadie gana ni nadie pierde individualmente. Todos ganan si consiguen el objetivo o todos perderán si no es así.

Stone Age Junior. Un juego de Marc Teubner editado por Devir Iberia. De 2 a 4 jugadores y a partir de 5 años de edad. 



   En Stone Age Junior tenemos que recolectar materias primas y construir poblados  en la Edad de Piedra. Y trabajamos habilidades como la memoria visual y razonamiento lógico, y damos los primeros pasos para aprender a gestionar recursos. Este juego recibió el Kinderspiel des Jahres 2016, (Juego del Años Infantil en Alemania), el galardón más prestigioso a nivel infantil del mundo de los juegos de mesa.

Kingdomino. Un juego de Bruno Cathala editado por Morapiaf. De 2 a 4 jugadores a partir de 7 años de edad. Este juego ha recibido recientemente el premio Spiel des Jahres 2017, (Juego del Año en Alemania).



Kingdomino es un juego en el que tenemos que construir un reino a partir de nuestro castillo inicial a través de una serie de losetas con diversos tipos de terrenos con forma de fichas de dominó. Cuando lo jugamos fomentamos razonamiento lógico y planificación.

La Isla Prohibida. Un juego de Matt Leacock editado en España por Devir Iberia. De 2 a 4 jugadores a partir de 8 años.



La Isla Prohibida es un juego cooperativo en el que tomamos el papel de un grupo de aventureros en busca de 4 legendarios tesoros que se encuentran en una isla que se está hundiendo. Tendremos que encontrar los tesoros y huir en helicóptero antes de que las aguas cubran por completo la isla. Aquí fomentamos el trabajo en equipo. Todos aunamos esfuerzos para un fin común, nadie lo va a conseguir de manera individual. Por lo tanto, en el desarrollo de la partida hay mucha interacción entre los jugadores para poder tomar las decisiones adecuadas y conseguir el objetivo final.

   Y por último, una recomendación para llevarlo al parque o incluso a la playa:

Mólkky. Un juego de origen finlandés, a partir de 6 años.




En Molkky tenemos que ir derribando las piezas numeradas de madera lanzando un cilindro del mismo material. El objetivo es llegar a 50 puntos sin pasarnos de esta cantidad. Si alcanzamos una pieza sumamos el número que indique, pero si tumbamos más de una sólo sumaremos el número de piezas derribadas, independientemente del número que marquen. Una vez pasado el turno se colocan las piezas de pie en el mismo sitio donde han caído. Es un gran juego de habilidad que no debe faltar en el maletero de nuestro coche.

   Y hasta aquí nuestras recomendaciones para pasar grandes ratos de ocio familiares. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario